En un entorno en el que las condiciones empresariales cambian con rapidez, los sistemas heredados pueden ser inflexibles y afectar la capacidad de evolución de un negocio. De acuerdo con un informe global, la mayoría de las organizaciones que se proponen una modernización de sus sistemas informáticos nunca concluyen el proceso, dificultando de esta manera su desarrollo.

Cuando las aplicaciones se ejecutan en una infraestructura heredada a menudo ofrecen puntos de diferenciación clave para el negocio, pueden ser propensas a interrupciones, problemas de capacidad y demandas de mantenimiento altas. Para poder simplificar este problema, existe la opción de modernización y optimización de los procesos de TI y aplicaciones con el fin de satisfacer las necesidades de las compañías y generar ahorros inmediatos para invertir en la innovación empresarial.

De acuerdo con DXC existen 6 pasos clave para crear una modernización de TI optimizada y de menor costo:

1 – Actualización de tecnología

Hoy en día las empresas deben actualizarse a los sistemas operativos más recientes para evitar que se vulnere la seguridad y para mejorar la calidad y el rendimiento de los programas. Una forma de reducir los costos de red y mejorar el rendimiento de un negocio es implementar redes definidas por software (SDN) – para WAN y LAN- a fin de salir de la rutina de actualización de hardware y mejorar la seguridad.

La modernización de la infraestructura de TI a plataformas y arquitecturas tecnológicas innovadoras proporciona la base para soportar un entorno multinube. Además, cualquier aplicación que se considere para la migración a la nube necesita actualizarse a la versión más reciente.

2 – Tener soluciones como servicio

Una actualización fundamental que ayudará a las empresas a responder a los cambios repentinos en el negocio es la implementación de soluciones como servicio para funciones de infraestructura esenciales como respaldo, almacenamiento, recuperación de desastres, desarrollo de aplicaciones y testeo. Por ejemplo, muchas empresas utilizan solo la mitad del almacenamiento que se ha adquirido. Todo ese almacenamiento no utilizado cuesta no solamente dinero, sino que su mantenimiento es costoso.

Al hacer la transición al almacenamiento basado en el consumo, las empresas pueden reemplazar un ambiente de almacenamiento de capacidad fija con una solución de almacenamiento flexible basada en la nube que ofrece una mejora continua y puede ampliarse o reducirse según las necesidades de la empresa.

3 – La racionalización de las aplicaciones

Racionalizar las aplicaciones es el primer paso hacia la simplificación de los recursos de TI. Las empresas pueden comprender mejor qué aplicaciones están ejecutando, quién las usa y la demanda de capacidad y recursos de TI.

Las herramientas modernas de descubrimiento de aplicaciones pueden ofrecer un panorama preciso, detallado y en tiempo real de cómo una organización utiliza su infraestructura de TI.

4 – Optimización continua

La optimización de las cargas de trabajo es crucial para garantizar que los entornos de TI multinube se ejecuten con la máxima eficiencia. La optimización de las cargas de trabajo asigna automáticamente recursosa aquellas que más los necesitan, mejorando el desempeño de las aplicaciones.

Asimismo, mediante la modernización de las herramientas de optimización de cargas de trabajo pueden ubicar, dimensionar y mover cargas de trabajo mientras siguen cumpliendo con las regulaciones y políticas. Y brindan agilidad empresarial al proporcionar a todas las cargas de trabajo los recursos necesarios en tiempo real, de modo que se puedan aprovisionar nuevos servicios para satisfacer la demanda empresarial

5 – Automatización inteligente

Las empresas pueden implementar herramientas que reúnen flujos de datos de telemetría sobre el rendimiento de dispositivos, servicios y aplicaciones. A medida que se identifican las limitaciones operativas, la analítica inteligente basada en IA recomienda formas de mejorar los procesos a través de un ciclo de recopilación, análisis, modelado y experimentación de datos.

Los procesos ajustados pueden eliminar las ineficiencias y mejorar continuamente la entrega, optimizando los flujos de trabajo y el desempeño de los equipos para obtener mejor calidad y resultados.

6 – Salida de centros de datos

La mayoría de las grandes empresas que operan varios centros de datos pueden encontrar formas de reducir los costos mediante la consolidación, la subcontratación y la implementación en la nube. También, con un número creciente de organizaciones que establecen objetivos de cero emisiones de carbono, los centros de datos son un área obvia de enfoque para aumentar la eficiencia y apoyar fuentes de energía alternativas.

El proceso de migración desde los centros de datos comienza con un examen cuidadoso del entorno de la aplicación, con miras a eliminar sistemas redundantes, modernizar aplicaciones y trasladarlas a la nube pública y privada.

Las organizaciones de TI empresariales deben enfocarse principalmente en la modernización de la tecnología y optimizar la disponibilidad y el rendimiento para las operaciones actuales y el crecimiento a largo plazo. Asimismo, se deben replantear los métodos tradicionales de gestión de infraestructura dentro de una compañía, al establecer políticas sólidas de integración de servicios, gestión, y seguridad en TI para poder obtener una visibilidad completa de las operaciones y los procesos comerciales.

Al enfocarse en simplificar y optimizar TI, las empresas pueden tomar medidas inmediatas para optimizar las operaciones, reducir los costos y elevar la agilidad durante las cambiantes condiciones empresariales, resultando en mejores resultandos y mayor eficiencia en sus procesos.

Por: Brian Fowler,
gerente general para VMware Management and Hosting
Solutions en DXC Technology